TENDENCIAS CLIMTICAS

Las condiciones de neutralidad del indicador ENSO (El Nio/La Nia) siguen dominando, no hay forzantes de gran escala activos que contribuyan a la escasez de precipitaciones que domina la gran escala, no solo de Argentina, sino en gran parte del sudeste de Sudamrica. Respecto del mes pasado, la cuenca central del Pacfico Ecuatorial, no presenta anomalas fras destacadas.


Los pronsticos para el indicador ENSO siempre son muy relevantes, pero dadas las circunstancias actuales, los mismos generan gran expectativa. Bsicamente el potencial rebote del mismo desde la neutralidad hacia La Nia, es lo que se est monitoreando y modelando. Las soluciones por lo pronto se mantienen ms cercanas a la neutralidad, pero de tomar otra posicin, lo ms probable es un movimiento hacia un evento fro. Es decir un regreso a La Nia. Esperaremos para ello la confirmacin o no de las soluciones que se publicaran a mediados de mes y lo detallaremos en un informe especial.

En el mapa de anomalas superficiales de los ocanos, se observa un incipiente enfriamiento del litoral atlntico del sur de Brasil y de Uruguay. Esta es otro factor sensible para gran parte del sudeste de Sudamrica, dado que un crecimiento del rea fra puede fortalecer el sistema de alta presin.

Esto en principio puede no tener un correlato negativo, siempre que el centro ms intenso de la zona de alta presin se mantenga sobre el ocano, lo ms lejos posible de la costa. A medida que este toma sectores continentales la situacin se complejiza, dado que es un factor estructuralmente estable para toda la atmosfera de su zona de influencia, que coincide con vastas zonas de la cuenca del plata, muchas de ellas de gran productividad agropecuaria.

Un ejemplo sencillo esta situacin es el evento pluvial observado este ltimo domingo y lunes. Un sistema frontal, avanzando desde el sur encontr una vasta zona de la franja este del centro norte del pas con una atmsfera muy cargada de humead. Las precipitaciones se concentraron mayoritariamente en el noreste de BA y centro sur de ER, sin embargo las mismas decayeron significativamente a medida que el frente se movi hacia el norte. No es que la atmosfera tuviera menos humedad en estas reas, es que su estructura vertical se mantuvo muy estable por la influencia del anticicln. Esto impacto deficitariamente en la oferta de agua.

Cuando esta situacin se vuelve persistente, las deficiencias pluviales son generadas por la dinmica regional y no por la presencia del fenmeno La Nia. El efecto es igual de indeseable pero tiene una dinmica mucho ms voltil, lo cual tambin incluye la posibilidad de correcciones favorables.

El mes de agosto no se perfila con cambios en la distribucin de lluvias. Es decir, de concretarse, las mismas tendern a preferenciar el este. Mesopotamia, este de SF, BA, deberan recibir algo de agua durante el mes. Descontando el noreste de BA, bien posicionado para el evento de corto plazo, el resto del rea sumar en forma modesta. Favorablemente el ingreso de aire fro tras el pasaje frontal no es demasiado intenso, salvo para la provincia de BA, donde las heladas regresarn en forma intensa.

Estamos transitando una situacin compleja y es posible que la misma quede instalada en la primavera. Las zonas con mejor disponibilidad de reservas en la franja central del pas, podran transitar la floracin del trigo con lluvias algo por debajo de los valores normales sin que la afectacin de los rindes sea grave. Para ello septiembre tiene que mostrar algn cambio positivo, el cual depender mucho de lo comentado anteriormente sobre la dinmica de escala regional. Entendemos que el mes de septiembre no ser influenciado por un potencial regreso de La Nia.

Es serio el panorama para el NEA y el norte de SF. Si bien normalmente estas zonas acostumbran tener una transicin invierno primavera dominados por reservas escasas o incluso en sequa, la proyeccin hacia octubre de precipitaciones modestas no ausentes-, define un escenario muy ajustado. Lo mismo puede decirse para las zonas de arroceras de Corrientes o el norte entrerriano. Sin lluvias generosas la actividad de secano se vuelve difcil y en las zonas de riego, el nivel de los diques no ser el apropiado.

En la actualidad no es posible asegurar que la dinmica de la escala regional pueda lograr una compensacin pluvial destacada en la primavera, como para quebrar la persistencia pluvial deficitaria. Esta hiptesis se vera fortalecida bajo un escenario La Nia. Muchas respuestas y seales para la campaa gruesa llegarn en lo que resta de agosto y septiembre.

La tendencia consensuada de los distintos organismos oficiales nacionales y otros acadmicos internacionales, convergen en un escenario deficitario para el trimestre agosto octubre. Como mencionamos dependiendo del nivel actual de reservas, hay zonas que pueden transitar este perodo con lluvias inferiores a las normales y lograr buenos rindes. La distribucin temporal ser definitiva en este sentido.