Una transformacin prioritaria es la tributaria. La manera de hacerlo es que los buenos impuestos absorban los malos impuestos para que el aumento en la competitividad haga crecer la economa.

Con el dlar paralelo superando los $1.400 y la brecha con el dlar oficial en el orden del 50%, otra vez aparece la discusin sobre la necesidad o no de una devaluacin en el tipo de cambio oficial. El gobierno y muchos economistas consideran que la devaluacin es contraproducente porque genera inflacin y empobrecimiento de la poblacin. El camino correcto es bajar los costos de produccin para que el tipo de cambio oficial sea competitivo sin necesidad de devaluacin.

Un importante factor de sobrecostos que sufre la produccin nacional proviene del sistema impositivo. Eliminando impuestos que encarecen espuriamente la produccin se puede aumentar la competitividad, sin apelar a una devaluacin. El gobierno adhiere a este diagnstico, pero argumenta que para no colisionar con el objetivo del equilibrio fiscal la eliminacin de los malos impuestos est supeditada a que la economa crezca y/o el gasto pblico baje.

Para explorar la consistencia del planteo oficial resulta pertinente analizar la composicin de la recaudacin total. Segn el Ministerio de Economa, en el 1 semestre del 2024 se observa que:

La presin tributaria nacional y provincial ascendi a 28% del PBI.

A travs de los cuatro impuestos que ms erosionan la competitividad (derechos de exportacin, PAIS, Cheque e Ingresos Brutos) se recauda el 8% del PBI.

Esto implica que para eliminar estos cuatro impuestos y no perder recaudacin el PBI debera aumentar un 40%.

Estos datos muestran que la propuesta de esperar que la economa crezca para bajar los malos impuestos es inconsistente. Se necesitara que, de manera sostenida, el PBI crezca un 7% durante 5 aos o un 3,5% durante 10 aos para compensar con crecimiento econmico la eliminacin de los tributos. Es demasiado tiempo y es poco probable que la produccin crezca a ese ritmo con los impuestos distorsivos vigentes. En otras palabras, hay que eliminar los malos impuestos para que la economa crezca y no esperar a que el PBI aumente para recin despus bajar los malos impuestos.

Tambin es inconsistente esperar bajar el gasto pblico para recin despus eliminar los malos impuestos. A nivel nacional, el gasto pblico se redujo en el primer semestre del ao un cuarto respecto a igual periodo del ao pasado. Seguir bajando el gasto nacional es necesario y posible, pero ser un proceso largo y complejo. En el caso de las provincias, el impuesto a los Ingresos Brutos financia, en promedio, el 20% del gasto pblico primario provincial. Generar semejante reduccin del gasto en el corto plazo y de manera sostenible es inviable en la mayora de las provincias. En las provincias, ms de la mitad del gasto pblico lo explican las remuneraciones de los empleados que administran los servicios pblicos de salud, educacin, seguridad, justicia y asistencia social.

Un camino alternativo es que los buenos impuestos absorban los malos impuestos. Por ejemplo, el IVA, Ingresos Brutos y tasas municipales tienen en comn que los tres gravan las ventas. Pero el IVA es un impuesto de mejor calidad. Entre otras razones que son las que explican de que sea el tributo sobre las ventas ms usado por los pases desarrollados porque perjudica mucho menos la competitividad de la produccin y es ms fcil de controlar. Disponiendo que el IVA absorba Ingresos Brutos y tasas municipales se podra simplificar el sistema tributario, aumentar los niveles de cumplimiento y mejorar la competitividad de la produccin. Un proceso de este tipo est transitando Brasil a los fines de eliminar los muy malos impuestos que se aplican sobre las ventas para sustituirlo por un IVA unificado.

El flamante Ministerio de Desregulacin y Transformacin del Estado tiene un rol crucial: impulsar las transformaciones que eviten dilapidar el enorme esfuerzo que viene haciendo la poblacin para estabilizar la economa. Un paso esencial es eliminar los impuestos distorsivos. Esto no se logra esperando que el PBI crezca o el gasto pblico baje sino estableciendo que los buenos impuestos absorban los malos impuestos.

Fuente: IDESA