En Ubari, una ciudad oasis a mil kilmetros al sur de Trpoli (Libia), el calor del verano puede ser letal. Las temperaturas superan con frecuencia los 50 grados centgrados y muchas veces las escuelas y las oficinas cierran por seguridad pblica.

Para Khalifa Muhammad, agricultor de Ubari de 35 aos, el calor extremo es una cuestin de vida o muerte para algo ms: sus frutas y verduras. "En los ltimos cinco aos, las altas temperaturas han afectado gravemente a nuestra cosecha", afirma Muhammad.

Libia es uno de los pases ms vulnerables del mundo al cambio climtico. La nacin norteafricana se ha visto afectada por largos periodos de sequa, el aumento de las tormentas de arena, el incremento de las tasas de evaporacin y el empeoramiento de la desertificacin. El conjunto de estos fenmenos extremos est provocando una prdida de cosechas sin precedentes, lo que socava la seguridad alimentaria de Libia.

Para cultivar alimentos en condiciones tan duras, los agricultores libios como Muhammad estn recurriendo ala agricultura hidropnica: un mtodo que cultiva directamente en agua, en lugar de tierra, y desde el interior de invernaderos con temperatura controlada.
"Nos ha ayudado a producir verduras sanas. Crecen ms rpido, tienen colores ms puros y saben mejor que las cultivadas con mtodos tradicionales. La hidropona ha sido un regalo del cielo tras aos de cosechas fallidas", afirma Muhammad, mientras inspecciona unos 900 plantones que ha cultivado en su enorme tienda hidropnica de plstico.

Los agricultores jordanos tambin recurren a la hidropona

A kilmetros de distancia, en Ammn, la capital de Jordania, Najwa al-Qadi, de 48 aos, presume de los tomates y la lechuga que cultiv en la azotea de su casa.

"Los cultivos que hago en mi tienda hidropnica me ayudan a sufragar los gastos de la educacin superior de mis hijos", dice esta madre de cinco hijos y abuela de dos. Gana unos 130 euros al mes con sus plantas.

Al igual que Libia, Jordania es uno de los 15 pases de Oriente Prximo que figuran entre los 25 lugares del mundo con mayor escasez de agua. La poblacin de estos pases consume toda el agua disponible, y la agricultura es uno de los sectores ms afectados por la esa falta.

En estos entornos desrticos, la hidropona tiene mucho sentido. Segn el consultor agrcola Alaa Obeidat, de Ammn, "el riego dirigido de este mtodo de cultivo utiliza entre 28 y 60 veces menos agua que con la agricultura tradicional, ya que el agua se capta y se reutiliza".
Cmo funciona la hidropona?

Slo el 2% de las tierras libias reciben lluvias suficientes para mantener la agricultura tradicional, lo que convierte a la agricultura hidropnica en una alternativa ideal.Seraj

Dada su menor necesidad de agua, la agricultura hidropnica no necesita tierras cultivables, explica Abdallah Tawfic, cofundador en El Cairo de Urban Greens Egypt. "Las plantas se elevan del suelo y se cultivan en sustratos especiales, mientras reciben los nutrientes en forma lquida", seala.

Esto hace que este mtodo de plantacin sea ideal para Libia, donde cerca del 95% del pas es desierto y menos del 2% de sus tierras reciben lluvias suficientes para mantener la agricultura tradicional. Al carecer de ros naturales, casi toda el agua dulce para el riego procede de acuferos subterrneos.

En 2020 y 2021, Libia sufri olas de calor ms prolongadas de lo habitual y precipitaciones inferiores a lo normal. Esto sec completamente Wadi Kaam, una presa de 30 millones de metros cbicos que es una de las ms grandes de Libia, junto con varias otras presas en el sur y el oeste del pas.

UNICEF advirti en 2021 que ms de 4 millones de libios se enfrentaban a una inminente escasez de agua, ms de la mitad de los aproximadamente 7 millones de habitantes del pas.
Para ayudar a los agricultores libios ms afectados a cultivar en un entorno tan duro, Seraj Bisheya y Mounier Banot lanzaron en 2020 Green Paradise, una ONG que forma a los agricultores en tcnicas hidropnicas y les equipa con sistemas de ahorro de agua.

La ONG ha formado a ms de 120 agricultores como Muhammed, en algunas de las ciudades ms clidas de Libia, como Sabha, Ghat, Owainat, Wadi Ataba y Ubari, ayudndoles a construir granjas resistentes al clima.

"La hidropona me ha permitido cultivar cosechas que habran sido impensables por el calor, como tomates, pepinos y calabacines.

Khaled Ibrahim, otro agricultor de Ubari, solicit la ayuda de Green Paradise en 2022 tras una temporada que describi como "la peor que se recuerda". Ibrahim dijo que l, y muchos otros agricultores de la zona, perdieron cerca de la mitad de sus cosechas en 2020-2021 debido a la prolongada sequa y a las altsimas temperaturas.

"La hidropona me ha permitido cultivar cosechas que habran sido impensables por el calor, como tomates, pepinos y calabacines", dice Ibrahim. "Su tamao, forma y sabor consistentes tambin los han hecho populares entre los consumidores locales", explica el agricultor.

Un salvavidas para los refugiados

En Jordania, los agricultores tienen ms dificultades para subsistir debido a la escasez de agua y a la disminucin de las tierras cultivables.

Segn el Banco Mundial, slo se dispone de 97 metros cbicos de agua per cpita al ao, cifra significativamente inferior al umbral de escasez absoluta de agua de 500 m3 per cpita al ao. Este escaso suministro de agua se ha visto desbordado en la ltima dcada por el crecimiento demogrfico y la afluencia de refugiados. Algunas zonas de Jordania tienen acceso al agua una o dos veces por semana.

Para muchos refugiados, que constituyen un tercio de la poblacin jordana de unos 11 millones de personas, la agricultura sigue siendo su nica opcin para obtener ingresos.
Mohammad Syam, refugiado palestino que vive en uno de los campos de refugiados ms empobrecidos y abarrotados de Jordania, y que no puede encontrar trabajo con su ttulo de enfermera debido a su situacin de visado, conoci la agricultura hidropnica a travs de otro residente del campo. Tras formarse a travs de vdeos de YouTube, cre Senara en 2020, una empresa que forma a refugiados en agricultura hidropnica.

Al-Qadi es uno de los 49 refugiados que Syam ha formado para gestionar huertos hidropnicos. Senara tambin form a 34 refugiados en la construccin de los sistemas y ayud a instalar 164 sistemas en tejados, la mayora de ellos en campos de refugiados abarrotados donde los mtodos de cultivo tradicionales habran sido imposibles.

Subhi Shehab, refugiado sirio de 45 aos y padre de seis hijos, no poda mantener un empleo por problemas de salud. Gracias a la formacin que recibi de una organizacin internacional sobre hidropona, ha podido cultivar pimientos y tomates, con lo que ha ganado 913 euros en los ltimos cuatro meses.

Es demasiado caro el cultivo hidropnico?

El elevado coste inicial de la instalacin de tiendas hidropnicas es uno de los principales obstculos para la difusin de este mtodo de cultivo.Shefaa Qudeh

Aunque agradecidos por sus tiendas hidropnicas, los agricultores sealaron que los elevados costes iniciales son el principal problema para iniciarse en este tipo de cultivo.
Construir una sola tienda de plstico como la de Muhammad cuesta unos 7.000 dinares libios (unos 1.344 euros). Esto se debe a que muchos de los componentes son importados y a que las tiendas necesitan refrigerantes para mantener las plantas y el agua lo suficientemente fras como para prosperar.

"Los refrigerantes que hay que aadir a las casas hidropnicas del sur de Libia cuestan mucho dinero, ya que la temperatura es muy alta", explica Bisheya, de Green Paradise.

Al-Qadi, incapaz de permitirse un refrigerante, equip su tienda con un ventilador financiado con una subvencin para controlar su temperatura, pero dijo que su impacto es limitado.

Debido a su coste relativamente elevado, los sistemas dependen en gran medida de las subvenciones de organizaciones internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Programa Mundial de Alimentos y otras.

Los elevados gastos iniciales y la falta de concienciacin y educacin son algunos de los factores que, segn Tawfic, obstaculizan la difusin de la hidropona como "tcnica relativamente nueva en la regin MENA [Oriente Medio y Norte de frica]".

La falta de una legislacin que oriente y regule esta prctica tambin deja a los agricultores expuestos a proveedores de servicios poco profesionales. A pesar de estos inconvenientes, la hidropona sigue ganando popularidad en la regin. Este artculo se ha publicado en colaboracin con Egab.

Fuente: Euronews