Consumir lácteos hace bien

Agrositio 03/12/2021 | 06:12 44 días

Consumir lácteos hace bien a lo largo de toda la vida porque le permite a tu organismo combatir la sarcopenia, que es la progresiva pérdida de la masa muscular en el envejecimiento, con la consiguiente pérdida de la fuerza y el equilibrio...

Entre las muchas funciones del músculo esquelético, que empieza a mermar desde los 30 años, se destacan la movilidad y el control metabólico. El consumo de lácteos, principal fuente de calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, selenio, vitamina A, riboflavina, vitamina B12 y ácido pantoténico, participa directa e indirectamente en la conservación de su estructura funcional, condiciona su desarrollo y correcto funcionamiento, favorece la proliferación de las células que conforman la maquinaria contráctil y la fortaleza de la unión neuromuscular en los inicios de la vida. En la adultez, potencia la salud del músculo esquelético y los efectos del ejercicio sobre la fuerza y resistencia muscular, retrasando su degradación.

La leche, especialmente la de vaca, ayuda a la conservación de la masa muscular durante la pérdida de tejido en caso de lesiones, debido a que contienen caseína y proteínas de suero que intervienen en el proceso de reparación del daño. Así también pueden mitigar el deterioro relacionado con el envejecimiento.

Es importante mencionar que la fortaleza nutricional de los productos lácteos se obtiene gracias a la integración de todos los componentes que contienen, los resultados no serían igual de beneficiosos ingiriendo los diversos constituyentes por separado.

El fomento de la lactancia y la adición de proteínas lácteas en la alimentación son cruciales para un buen desarrollo y mantención del tejido muscular esquelético. El número de fibras musculares con que nace un individuo condiciona su metabolismo e impacta en la calidad de vida en la vejez. El consumo de lácteos durante la adultez permite mejorar el rendimiento físico y atenuar la pérdida de la fuerza muscular a medida que se envejece. Los mecanismos por los cuales se produce esta acción tienen relación con el aumento en la concentración sérica de calcio, magnesio, vitamina D, además de aminoácidos y péptidos con buena biodisponibilidad, todos compuestos claves en la mantención de la estructura muscular y el fortalecimiento de la densidad ósea.

Vos ¿Ya tomaste tu vaso de leche hoy?

Fuente: Edairy news