México incrementó 33.6% en forma interanual sus importaciones de productos desde Rusia de enero a abril de 2022, a 733.5 millones de dólares, de acuerdo con datos del Banco de México.

Por el contrario, sus exportaciones a la economía rusa descendieron 37.4%, a 103.1 millones de dólares.

El 24 de febrero de 2022, Rusia invadió Ucrania, con amplias implicaciones para la economía mundial y una variedad de problemas geopolíticos.

De acuerdo con cifras preliminares, el PIB de México aumentó 1.8% durante el primer trimestre de 2022 en comparación con el primer trimestre de 2020, lo que refleja una recuperación económica gradual a pesar de la aparición de nuevas variantes de Covid-19, interrupciones en las cadenas de suministro globales y el impacto global de la guerra entre Rusia y Ucrania.

La actividad industrial aumentó, aunque el crecimiento del sector de la construcción se mantuvo bajo; además, el sector de los servicios siguió recuperándose gradualmente, si bien de forma irregular en todos los subsectores.

Entre las principales exportaciones rusas a México (con los últimos datos disponibles, de todo 2021) están autos (102 millones de dólares), autopartes (66 millones), teléfonos (40 millones) y desperdicios y desechos de cobre (10 millones)

A la inversa, sobresalieron las importaciones a México desde Rusia de aluminio en bruto (297 millones de dólares), abonos minerales o químicos que contengan dos o tres de los elementos fertilizantes: nitrógeno, fósforo y potasio (245 millones), abonos nitrogenados minerales o químicos (244 millones) y caucho sintético (53 millones).

Por el contrario, las importaciones mexicanas desde Ucrania fueron de 49.1 millones de dólares en los primeros cuatro meses de 2022, una reducción de 6.1% interanual.

Peor aún, las exportaciones mexicanas a Ucrania se desplomaron 95% en el mismo periodo, a 0.6 millones de dólares.

En general, las economías que enfrentan crisis económicas tienen una depreciación de sus monedas, lo que vuelve competitivas sus exportaciones y encarece sus importaciones.

Como un punto de comparación, las exportaciones de productos de Estados Unidos a Rusia cayeron 48.4% a tasa anual de enero a abril de 2022, a 1,084 millones de dólares, según estadísticas del Departamento de Comercio.

Al revés, las importaciones estadounidenses de bienes desde Rusia sumaron 9,366 millones de dólares en el mismo periodo, un aumento de 7.9% interanual.

Este lunes, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, informó que Estados Unidos está en conversaciones con Canadá y otros aliados a nivel mundial para restringir aún más los ingresos energéticos de Moscú mediante la imposición de un precio tope al petróleo ruso sin causar efectos indirectos en los países de bajos ingresos.

La importancia de Rusia en la economía mundial está ligada a su papel como importante productor y exportador de energía y cereales.

Desde la perspectiva del Congreso estadounidense, fuera de los mercados de productos básicos, Rusia ha sido durante mucho tiempo un actor económico relativamente menor, a pesar de su gran masa territorial y población. Su economía, la undécima más grande del mundo, representó 1.7% de la producción mundial total en 2021 y sigue estando poco integrada en las cadenas de valor mundiales.

Asimismo, a pesar del deseo declarado de diversificar su economía durante décadas, el petróleo y el gas dominan las exportaciones de bienes de Rusia y representan una gran parte de los ingresos presupuestarios del gobierno.

El comercio es importante para la economía rusa: la relación entre el comercio de bienes de Rusia (exportaciones más importaciones) y el PIB ha promediado alrededor de 40% en los últimos años.

En 2021, Rusia ocupó el puesto 13 entre los exportadores mundiales de bienes y el 21 entre los importadores.