La información de Zhuochuang señaló que, a partir del 18 de junio, el inventario nacional de manzanas era de 3,3 millones de toneladas, triplicando los 1,14 millones de toneladas en el mismo período del año pasado. Casi el doble de 1,85 millones de toneladas en el mismo período en 2018.

En línea con los inventarios altos, el precio de mercado ha seguido cayendo. Los precios de las manzanas Fuji en Shandong y Shaanxi registraron bajas durante el primer mes de junio.

Según los expertos, este año la pandemia de Covid-19 tuvo un fuerte impacto en el típico levantamiento del período de vacaciones en las primeras semanas del año. El Año Nuevo chino es normalmente uno de los festivales importantes que impulsan el consumo de manzanas. Sin embargo, debido a la pandemia, las ventas de manzanas cayeron bruscamente durante la celebración.

Según señaló Zhuochuang, el consumo nacional de manzana fue de 150,000 toneladas en febrero, significativamente menor que los 420,000 toneladas en el mismo período del año pasado; y que las 510,000 toneladas en el mismo período en 2018.

En marzo, con la prevención y el control de Covid-19, el mercado de la manzana experimentó un pequeño impulso en el consumo. Sin embargo, debido a la continua propagación del virus en el extranjero, el mercado interno se ha mantenido a la sombra de la pandemia, dijo Zhuochuang.

Las ventas durante festivales tradicionales como Qingming y el 1 de mayo se mantuvieron bajas.

Los expertos señalaron que en junio, debido a los nuevos casos en Beijing, el Dragon Boat Festival tendrá un impacto limitado en las ventas de manzanas. Además, otras frutas frescas están llegando al mercado y pueden hacer que los precios de la manzana bajen aún más.

Las altas existencias y los bajos precios harán que el mercado chino sea menos atractivo para los países del hemisferio sur actualmente en medio de la temporada de exportación de manzanas. Esto podría dar como resultado que más suministros terminen en otros mercados.